jump to navigation

Tarde, Pero Seguro Martes, agosto 30, 2005

Posted by El Edu in La Cotidianidad de mi Vida.
trackback

Luego de un par de días relativamente ocupado, he vuelto a escribir. El sábado y domingo fueron dos días tranquilos, pero divertidos.

El sábado estuve estudiando Neuroscience durante el día. Bueno, tratando. Ese brain stem me tenía harto (por suerte ya salí de eso). Así que a las 5:30 PM decidí dejar de barajar extraoficialmente e irme un rato a jugar Ultimate. Mierquina, sólo un par de semanas sin hacer mucho ejercicio y ya me siento fuera de forma. Damn you USMLE!

Esa noche no había mu¢ho que hacer. Terminamos viendo Man On Fire. No me gustó para nada. ¡Y en IMDB le dan 7.4! No hay verdades absolutas. No me gustó la dirección ni la edición ni la musicalización. Y Denzel Washington es un gran actor, pero no me gustan sus últimos papeles. But, well, that’s just me. Después dimos una vueltecita y nos tomamos unas birras. Clásico.

El domingo fuimos a montar. Me levanté un poco tarde, a las 8 AM, luego de que Pablo me llamara como seis veces y yo le trancara las seis veces. Pasé a buscar a Tony y luego a Pablo y nos fuimos a San Cristóbal. Fue un buen día. No sé bien si era hiking o mountain biking que estábamos haciendo, pero la pasamos bien. Aunque El Tony estaba medio harto. Y echándole la culpa a los Mofongo Snacks que nos comimos. Estaban muy buenos… y potentes… El high note del día fue la entrevista que nos hicieron unos jocosos muchachos del lugar, para el supuesto “Canal 5”. Nos preguntaron nuestra opinión acerca de que arreglaran las calles de la zona. Naturalmente, pensé decirles que no estaba de acuerdo, porque no tendríamos donde montear. Pero como no quería iniciar un altercado, les ofrecí un diplomático “Sí, estoy de acuerdo”. Fue un ameno monteo.

Luego de almorzar, llevé a Gabriela y su amiguita Nicole a las habituales clases de manejo. Todo iba bien hasta que, frente a Cuesta Hermosa II, pasamos por encima de un objeto no identificado que destrozó la goma. Duramos un buen rato cambiando la goma, porque el gato no subía lo suficiente en el sitio que debía ir por la cuesta, y era muy alto para colocarlo en el eje . Por suerte fue el papá de Nicole y utilizamos ambos gatos para cambiar la rueda. Otra lección más para la aprendiz.

Ahí se fue buena parte de mi tarde de estudio, así que después de bañarme vi los últimos 20 minutos del partido del Madrid. Robinho se lució en su debut. El gol de Raúl fue una obra de arte galáctica. No puedo esperar al juego contra el Celta en el Bernabéu (¿por qué lleva tilde ese apellido? No entiendo). Luego del juego, Stimpy y César vinieron a casa, y más tarde busqué a Jeremiah y, junto al Pepi, fuimos a Piccolo. Luego de unas deliciosas hamburguesas, chimis y cervezas, volvimos a casa para ver Monty Python and the Holy Grail, una de las películas más graciosas del mundo. Me encanta el humor británico. Claro, mejor aún acompañado de unas frescosas.

Ayer fue otro día más de Kaplan. Pero, cuando salí, fui con Wilma y su prima María, de Michigan, a probar la Brahma. Primera y última vez. No tomen eso. ¡Ni siquiera está más barata! Tomen Presidente. O Bohemia. Claro, yo estoy un poco parcializado. Conflicto de intereses, digamos.

De ahí vine velozmente a casa, porque teníamos una cena con Tío Manuel y Tía Carmen, que están aquí de Detroit, Michigan (hay un patrón aquí). Muy bueno todo. Como de costumbre.

Hoy en la mañana tuve que resolver lo de la goma. Terminé comprándola en el gomero de la Rotonda y, de paso, arreglé un par de tubos de bicicleta. Ya tienes uno de repuesto, Tony.

En la tarde, más estudio. Terminé brain stem. Pero todavía me falta alguito más de Neuro.

Hace un rato terminó CSI, y mientras pasaba canales veo que está jugando Roddick y que el score va 6-7, 6-7, 6-6. Pobre tipo. Lo arrollaron en su cumpleaños. No había salido en primera ronda desde su primer torneo, o algo así. Sigue la decadencia del tennis americano.

Hey, están dando About Schmidt. Creo que me pondré a verla hasta dormirme. O mejor leo Animal Farm. We’ll see.

Es cuanto. (Frasecita esa que odiaba en la entrega de guardia)


Listening to Dream Theater – Live At Budokan (2004) Dream Theater - Live At Budokan (2004)

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: