jump to navigation

I Did It!!! Lunes, octubre 3, 2005

Posted by El Edu in La Cotidianidad de mi Vida.
trackback

Esto es para todos aquellos que han tratado, pero quienes nunca lo han logrado.

El miércoles, mientras estudiábamos arduamente en Kaplan, les confensé a Carolina y a Claudia algo que me atormentaba por no haber podido hacer nunca en mi vida. Era algo muy personal, pero me atreví. Y qué bueno que lo hice, porque en ese momento cambió mi vida. Nunca había hechProduct Photoo una bomba de chicle. Luego de salir de su asombro, y de burlarse de mí por buen rato, accedieron a enseñarme. Yo estaba masticando Trident, y con esos no podía. Así que Caro fue a comprar unos cuantos Bubbaloos, para poder lograr nuestro cometido. Ya, para ese momento, se habían agregado al grupo de los expertos Larissa y Carla.

Luego de escuchar las enseñanzas teóricas, comencé a practicar. Esto era un espectáculo. Mientras contorneaba la cara de todas formas posibles, y hacía todo lo que estaba a mi alcance para aplastar la goma de mascar, mis queridas compañeras no paraban de reírse de mí. Fueron incontables las veces que atravesé la goma con la lengua, o las que soplaba por todos lados menos por ella. Me decían “¡sopla por la lengua!” y yo sólo pensaba en ¡cómo eran esas lenguas de todas las otras personas, que yo no podía hacerlo! Casi dispuesto a rendirme, decidí concentrarme y tratar una última vez. Aplasté el chicle lo mejor posible; lo coloqué en la posición perfecta; dispuse mis labios correctamente disribuidos al rededor de la lengua; y comencé a soplar a través de ella. El público gritaba “¡vamos Edu! ¡Lo estás logrando! ¡Sopla! ¡Ya casi!”… y, milagrosamente, empezó a crecer la majestuosa burbuja de aire y goma de mascar. Todas desplegaron una sonrisa sobre sus rostros. Yo salté de la emoción y exclamé “¡sí! ¡I did it! ¡Por fin!”. Nos abrazamos y felicitamos mutuamente, orgullosos de la tarea realizada. Pero, todavía faltaba probar si podría repetirlo, por lo que nos calmamos un poco y, luego de varios intentos, lo conseguía de nuevo. Y así me pasé el resto del día, haciendo bombas y estudiando, sumamente contento por lo que había logrado. Y, siguiendo la filosofía de enseñanza médica de los Estados Unidos de “see one, do one, teach one”, debo buscar a otro inútil como lo era yo para enseñarle a disfrutar la goma de mascar. Creo que tengo un posible aprendiz: El Tony.

Listening to Porcupine Tree – Stupid Dream (1999)Porcupine Tree - Stupid Dream (1999)

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: