jump to navigation

Ha Cambiado Mi Vida Viernes, diciembre 23, 2005

Posted by El Edu in La Cotidianidad de mi Vida.
trackback

Hoy he hecho algo que nunca creí que fuese posible. Luego de años de devoción hacia él y de sustituirlo por otro igual cada vez que no daba más (para un total de cuatro), mi querido Nokia 3390 ha pasado a la historia. Ya no daba más. No sólo sonaba como una maraca y la pila no duraba mucho y la carita se estaba cayendo a pedazos, sino que perdía la señal durante horas, sin yo darme cuenta. Esto último fue lo que me impulsó a cambiarlo. Bienvendio Sony Ericsson z520a.

Fueron cuatro unidades diferentes que tuve a lo largo de los años. El primero lo obtuve cuando firmé con Orange, hace ya unos años. Recuerdo que estábamos jugando Magic en Dunkin’ y Pepito me dijo de las nuevas ofertas. Ahí comenzó la tradición. Todo está nublado en mi mente, por lo que no sé si fue ese o el segundo que tuve que cayó al vació y sobrevivió… momentáneamente. Todo ocurrió mientras escalábamos en Conde de Mana, hace ya algún tiempo. La mayoría de los accesorios inútiles para la escalada (como celulares) los guardamos en mi mochila, la cual estaba colgada con un mosquetón de la soga de seguridad, ya que uno se encuentra a unos 20-30 mts. del suelo, en una cornisa. En un momento, debía cruzar al otro extremo de la cuerda, para hacer belay, por lo que desenganché la mochila, crucé, y la volví a enganchar, o al menos eso creí. Sólo sentí cuando se desplomó aquel peso hacia abajo, y sólo atiné a exclamar “¡noooooooooooooooo!“. Aquéllo fue de película. Chocó dos veces con la ladera de la montaña antes de colapsar con el suelo. Bajamos tan rápido como nos fue posible. Al abrir la mochila, lo que encontré fue un verdadero desastre. Había una piscina de líquido ahí dentro, y yo no comprendía por qué. Pero nuestro gran amigo Mario Delgado (“Arenque”) nos informó que había guardado allí un Gatorade… ¡de vidrio! Saqué mi headlamp de allí (estaba intacta) y luego vi mi celular. El pobre; parecía que se ahogaba. Traté de revivirlo como pude, ya que hacía unos alentadores sonidos de desesperación, “tal cual pollito en aceite hirviendo”, como dijo el siempre simpático Mario. Aunque hice todo lo que estuvo a mi alcance, incluido el clásico secado con blower al llegar a casa, nada pudo evitar que falleciese aquella misma noche. Un final trágico para mi fiel compañero. Pero El Pepi me salvó y, al comprar él uno nuevo, me donó el 3390 suyo. Ahí continuaba la herencia.

Además de eso, el 3390 fue el arma que nos llevó a ganar tres 4-wheels, 1 computadora, y un viaje a Francia en el concurso de trivia por minimensajes de Orange. Esos fueron días tensos. Destruimos varias pilas y hasta conseguimos frizar el SIM card. Pero el esfuerzo valió la pena.

Al culminar la vida útil del que me había dado El pepi, me mantuvo durante unos meses con un Motorola Shark, hasta que conocí a mi salvadora en la persona de Yahila de Peña, residente de Pediatría de 1er año en el Robert Reid (BA pesao), quien me vendió uno que tenía por ahí. Ese fue el que conservé hasta hoy, cuando decidí ponerlo a dormir. Aunque lo guardaré bien, por si ha de renacer en alguna otra competencia de mensajitos.

Espero que el nuevo dé la talla. No soy fan de los Sony Ericsson, pero esto era lo mejorcito que había por el precio. Ah, se me olvidaba. Esto no hubiese sido posible sin la ayuda de los fidepuntos que he acumulado desde que me inscribí en Orange. Así es, hasta el día de hoy tenía la mágica suma de 2078 fidepuntos. Qué ridiculez. Eso me pasa por tener el plan más barato de todos. Hey, por si no lo sabían, lo de los fidepuntos es medio ganchoso, porque hay que firmar un contrato por 18 meses más al momento de cambiar el móvil. Estuve a punto de echarme para atrás. Pero no lo hice. Ya estaba decidido (qué sabios son esos astutos mercadólogos de Orange).

Están invitados a llamarme cuando quieran, ya que no los llamaré a ustedes, porque no tengo minutos (como siempre). Pero pronto tendré, no se preocupen.


Eternity X – The Edge (1997)
Eternity X - The Edge

Punto y seguido. Tags: , , , ,

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: