jump to navigation

Super Sunday 2006: The FoosBowl Lunes, febrero 6, 2006

Posted by El Edu in La Cotidianidad de mi Vida.
trackback

Tal como esperábamos, el Super Sunday en casa de Jeff fue un éxito. Gozamos muchísimo.

Pepito y yo llegamos poco después de las 5 PM, al mismo tiempo que Gabriel. Inmediatamente subimos, Jeff nos puso a trabajar. Utilizando todas nuestras fuerzas, pudimos mover el mueble de la TV unas 5 pulgadas, para que quedase en el lugar perfecto. Luego tuvimos que preparar la cancha para el evento más esperado del día: El FoosBowl. Pesan bastante esas canchas de foosball; casi nos sale una hernia cargando esa vaina. Aunque debemos agradecer la valiosa ayuda de El Pepi, quien se ancargó de llevar las patas y colocarlas mientras nosotros nos esmerábamos en no dejar caer la mesa en el suelo y que se cayera el balcón con todo.

Comenzamos a jugar desde que tuvimos lista la cancha, calentando para el gran evento. Como es un deporte tan exigente, Sara, la esposa de Jeff, se encargó de restaurar nuestras energías por medio de un suculento banquete. Primero nos trajo un delicioso dip, al cual no le dimos tregua. Luego vendría el turno del chili con carne. WOW. Qué delicia. Los sudores me corrían por la cara, pero qué bueno estaba eso.

Según nos dijo Jeff, este utilizó su poderosa computadora de último modelo para diseñar un algoritmo que decidiría los enfrentamientos para el torneo. Asombrados ante tal implementación tecnológica, le pedimos que nos explicara un poco más acerca de cuál había sido el método empleado. Creando una gran expectativa, Jeff lentamente sacó una hoja de cuaderno, en la cual estaban escritos nuestros nombres a lápiz, y nos dijo en español con ese gracioso acento de Wisconsin que lo caracteriza… “¡Por orden de llegada!”. Está de más describir la erupción de risas que nos produjo aquel comentario.

Gabriel me destrozó en el primer encuentro y quedé eliminado. Pero eso no era tan malo, porque así tuve el chance de sentarme y de seguir comiendo. Cuando pensábamos que no iba a ser posible superar el chili, Sara desveló su tercer plato de la tarde: una salsa con quesos, estilo de pizza, para untarla sobre pancitos y palitos. Yo me estacioné al lado de la mesa y me di una sobredosis de esa salsa mientras los demás continuaban jugando. Francisco dispuso de El Pepi. Jeff apabulló a Bubu. Y Jorgito se deshizo de El Tony en un santiamén. En las semifinales, Gabriel le ganó a Francisco y Jeff a Jorgito, así que el escenario estaba listo para que se disputase la final entre el gran favorito Mr. Jeff Johnson y el sorprendente novato Gabriel Alma.

Comenzó el Super Bowl y llevamos toda la comida a la mesa de la TV, para hacer más eficiente el proceso y no tener que levantarnos. Vagos al fin… El juego estuvo bien aburrido, repleto de errores de los ‘Hawks y de jugadas controversiales. Pero lo disfrutamos mucho. Y cómo no hacerlo, ya que teníamos ante nosotros la famosa salsa de queso, dentro de un pan grandote ahí, de la Chef Sara. Y (clásico) El Pepi estaba ebrio luego de su primer trago. Ya, oficialmente esto era una Gula®. Si tan sólo El César hubiese estado aquí para decretarla como tal y darle el aval jurídico internacional…

En el halftime del Super Bowl se jugó la final del FoosBowl. Jeff en seguida demostró su evidente superioridad técnica y estratégica, tomando el comando del partido con potentes disparos y pases de fantasía. Parecía tener Ronaldinhos por toda la cancha. Víctor, quien había llegado momentos antes junto a Amelia, nos dijo que los gringos son unos verdugos en Foosball. No lo dudo. Pero creo que la razón principal del éxito de Jeff, ¡era que tenía un año practicando para este día! Había comprado la mesa días antes del Super Bowl XXXIX y lo mantuvo en secreto hasta hace unos días cuando, aparentemente satisfecho por sus grandes avances en el deporte, organizó el torneo para aplastarnos. Y la verdad es que lo hizo. No dio tregua. Digno campeón. Aquí lo tenemos sosteniendo su trofeo, el tan codiciado FoosBowl:

Super Sunday 2006-02-05 028

Mientras el equipo ganador celebraba junto a su técnico, los reporteros entrevistaban al arquero del equipo de Gaby, quien respondía con estas sabias palabras:

Finalmente, y con uno que otro susto, los Steelers derrotaron a los Seahawks. Para mí, el momento más emocionante fue la jugada de engaño con el pase de TD de Randle El. Aunque su equipo no jugó muy bien, Bill Cowher hizo un gran trabajo como dirigente y fue más inteligente que Matt Holmgren, quien realizó una pésima selección de jugadas y un mal manejo del tiempo. Big Ben se convirtió en el QB más joven en ganar un Super Bowl (y a la vez, el QB con el rating más bajo en un Super Bowl) y Jerome Bettis cerró su ilustre carrera con un campeonato.

Después del juego, nos quedamos un rato más comiendo y jugando, pero se hacía tarde, y poco a poco nos fuimos retirando. Eso sí, el año que viene ese torneo viene duro. Vamos a ser clientes fijos en el área de juego de la bolera para volvernos expertos en el arte del futbolín. Pero el verdadero reto vendrá con la próxima adquisición de Jeff (di que sí, men)… la mesa de Air Hockey. Hasta el Super Sunday 2007.


Punto y seguido. Tags: , , , , ,
Copyright Eduardo Suero

Comentarios»

1. César, El - Jueves, febrero 9, 2006

He quedado impresionado con la calidad de los comentarios del atleta, realmente necesitamos mas heroes y modelos de este tipo para nuestros jovenes (si, me comi todos los acentos, que importa)

2. Punto y seguido. » Se Busca - Miércoles, febrero 15, 2006

[…] Hace unos días que El Pepi no asoma su lustrosa calva por estos lares. Me preocupaba no recibir comentarios de su parte acerca de la magnífica entrevista al portero. Pero no le di mayor importancia, ya que asumí que estaba enfrascado en el estudio o envuelto en el trabajo. Así que mi insensata vida siguió su curso habitual, sin darle mayor importancia al asunto, hasta que ayer pasa por aquí El Tony y me da una noticia escalofriante… El Pepi estaba postrado en cama, casi inmóvil, agonizante quizás, y es que parece que no pudo resistir el embate de aquella fiera. Perdí las fuerzas en mis extremidades inferiores al oír las palabras del Tony: “A Pepito le dio…” […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: